sábado, 7 de septiembre de 2013

¿Estudiar una carrera con salida?



Al terminar un joven su paso por el instituto y tomar la decisión de seguir estudiando en la universidad, siempre se encuentra ante la complicada decisión de estudiar lo que le gusta o, por el contrario, dedicar su tiempo y esfuerzo a una carrera que tenga salida laboral. Es curioso cómo los gustos personales muchas veces no coinciden con lo que la gente “experta” dice que el mercado laboral demanda. Creo que esto es un dilema falso que ya es hora de ir desmintiendo. Estudies lo que estudies en la universidad, las salidas laborales te las buscas tú.

Estudiar en función de lo que supuestamente piden  las empresas es un error -desde mi punto de vista-, ya que cada pocos años el mercado demanda profesiones nuevas que incluso ni existían poco tiempo atrás. Cuando yo empecé la carrera en 1999, nadie había oído hablar del Community Manager  y ahora es un perfil profesional que tenemos hasta en la sopa.  Ejemplos como éste hay muchos.


En los años del “boom” de la construcción, hubo gente que decidió estudiar carreras o formación profesional orientada a este sector. ¿Y ahora qué? Pues emigrar o reciclarse. Las salidas se la busca uno, especializándose, estudiando idiomas o marchándose de España en busca de nuevas oportunidades, así de triste o alegre. La universidad debe estar para dar una formación completa que resista los vaivenes de las modas, las nuevas profesiones o las tendencias de un mercado en constante cambio, para inculcar ciertos valores ciudadanos y una educación universal superior. Pero con esto no quiero decir que se le dé la espalda al mundo laboral. Los másteres, la formación para el empleo, los cursos y todas aquellas especializaciones orientadas a aumentar la empleabilidad de las personas son las que tienen que ser miradas con lupa.  


En temas de recursos humanos no hay quien se ponga de acuerdo. Hace unos años lo importante eran los conocimientos técnicos o, tal ycomo expliqué en su día, competencias “hard”. Ahora resulta que hay que potenciar las competencias “soft”, como son las relacionadas con el trabajo en equipo, la empatía y otras muchas más “habilidades sociales”. ¿En qué carrera se estudian dichas habilidades?


En la nueva sociedad de la información la importancia de la comunicación es crucial. Marshall McLuhan decía en su genial libro “Entender los medios de comunicación” que esta nueva época conllevará una reivindicación de las humanidades. Si el trabajo es mover información, parece totalmente lógica la afirmación de McLuhan. De hecho, todo el mundo de la publicidad y de muchas de las nuevas profesiones tiene un perfil  vinculado claramente con el mundo de las letras y de la comunicación audiovisual. No todo es saber de números, también hay que saber escribir.
 
Mi opinión sigue siendo la misma desde hace años: estudia lo que te guste, pero piensa si lo que te gusta puede enfocarse hacia una profesión. Lo demás, es trabajo duro, formación permanente y, claro, que la economía del país sea propicia para darle salida al personal cualificado. Pero eso ya es materia para otro debate.

Fuente de la imagen: captura de pantalla periódico digital 20 minutos.

6 comentarios:

  1. Estoy de acuerdo, cada uno ha de estudiar lo que le gusta, pero añado también a eso: de lo que se tiene vocación.
    La salida a tus estudios hay que construirsela uno mismo.

    Un saludo,

    Jorge Juan Morante

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo, Jorge Juan. La vocación es importante, será lo que te dará fuerzas para buscarte salidas profesionales. Un saludo y gracias por el comentario.

    ResponderEliminar
  3. Hay una frase al respecto que me encanta:
    "Elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un solo día de tu vida".
    Conozco varios casos de personas que estudiaron una carrera que no les gustaba, pero con salidas laborales. Al tiempo terminaron trabajando en algo que detestaban; con la consecuente depresión y abandono del trabajo. También conozco otro caso de alguien que estudió algo con salidas, y que tampoco le gustaba, para descubrir que al acabar la carrera ya no había demanda de lo suyo. Más depresión y diazepán.
    Si algo te gusta de verdad, tarde o temprano acabarás encontrando la forma de sacarle beneficio.
    Un saludo!!

    ResponderEliminar
  4. Tienes toda la razón, Pepe, más vale estudiar lo que te gusta. Un saludo y gracias por participar!

    ResponderEliminar
  5. Buenas Hector, he realizado un pequeño post para ayudar a que otras personas entiendan que hace un polítologo, se encuentra muy poca información por la red para los que deseen estudiar Ciencias Políticas



    Espero que sirva a los novatillos que no tienen muy claro que carrera elegir
    Un saludo
    http://www.emiliano.es/politologo-ciencia-politica/

    ResponderEliminar