martes, 10 de septiembre de 2013

Las cifras de Twitter



Twitter, la red social que más uso en mi actividad diaria con diferencia, supera ya los 500 millones de usuarios al máximo de energía. Esta red de “microblogging”, que nació hace siete años, ha conseguido establecer una nueva forma de comunicación reducida a 144 caracteres que, sin duda, no deja a nadie indiferente. La velocidad con la que navegan las noticias y los comentarios también genera un problema: todo se reduce a unos cuantos minutos de gloria.  Las palabras que escribas, aunque creas que son lo mejor que has dicho en años, rápidamente se verán sepultadas por millones de caracteres más. Es el poder de lo efímero.

Desde las nuevas movilizaciones sociales  hasta el último programa de televisión, Twitter se ha inmiscuido en la vida de la gente hasta límites sin igual. Más que en Facebook, en que prima la imagen y las conversaciones entre amigos,  Twitter es un gran chat o foro autorregulado en el que el humor, la indignación e incluso la mala leche fluyen sin límites previos. Da igual el tema: política, deporte, cine…; cualquier asunto puede ser susceptible de convertirse en “Trending Topic”.

Según se puede ver en esta infografía, al día se publican en Twitter alrededor de 400 millones de tuits. Una barbaridad. En este mapa podéis observar  de forma interactiva la vida que Twitter tiene. La cantidad de destellos que iluminan el mapa mundial crea una imagen futurista que, para mí, contiene algo de belleza. A pesar de que sigamos a gente que conocemos -o hablemos con personas de nuestro entorno-,  estamos ante una nueva era en la que la comunicación nos permite conectarnos a tiempo real con millones de personas alrededor del mundo.

Pero no todo lo que pulula por Twitter existe en la realidad; también es interesante conocer la existencia de innumerables cuentas no reales creadas con fines comerciales. Según los datos, alrededor de 20 millones de cuentas son falsas. Existen empresas que se dedican a crear perfiles  y luego venderlos como posibles seguidores almejor postor . Es posible que tanto empresas como personalidades estén interesadas en tener muchos “followers”, ya sea para posicionarse o para vender una imagen, pero lo que realmente interesa es la calidad. Con calidad me refiero a aquellos seguidores reales que te “retuitean”, te mencionan o interactúan contigo. Lo que importa de verdad es que el contenido que mueves en Twitter tenga influencia. Que te hagan caso en esta época de exceso de información es un éxito mayúsculo.

Twitter es un fenómeno de masas, está claro; lo demuestran, entre otros factores, las cuentas que son más seguidas. La del cantante Justin Bieber tiene 42 millones de seguidores, siendo la que más éxito tiene. Si nos centramos en los políticos, Obama es el líder indiscutible de Twitter con más de 33 millones de seguidores. Seguir a famosos da una sensación de cercanía que antes no existía, y eso, en el mundo de la imagen, es algo que parece que seguirá siendo explotado por distintas “celebreties”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada