lunes, 9 de septiembre de 2013

Mi nuevo artículo ya disponible.

Os dejo mi nuevo artículo en Almería 360º. Esta semana ha tocado reflexionar sobre Gibraltar y el carnaval mediático que se ha creado alredededor de la noticia sobre los bloques de hormigón lanzados por el peñón. ¿Es el único problema que tenemos en España? Con un 40% de desempleo que tiene la provincia de Cádiz, no creo que esta cuestión patriótica deba llenar tanto espacio en las noticias.

Billy Wilder dirigió a Kirk Douglas en un desgarrador drama sobre el mundo periodístico y el amarillismo titulado El gran carnaval. Con esa mirada crítica que solía caracterizar sus obras, el genial director de cine nos mostró cómo un periodista sin escrúpulos es capaz de inventar una noticia y generar un gran espectáculo para una audiencia complaciente. ¿Dónde se esconde la tenue línea entre realidad y ficción? ¿Dónde termina la noticia y comienza la especulación? Muchas mañanas, mientras trabajaba frente al ordenador y luchaba contra este calor poco agradable del verano, me daba cuenta de cómo los medios de comunicación se han dedicado a explotar la cuestión de Gibraltar. Henchidos de patriotismo, daba la sensación de que el único problema de España era, poco más o menos, la existencia de un paraíso fiscal que tira bloques de hormigón a nuestras aguas. Es curioso, porque España tiene dentro de sus fronteras una economía sumergida que, según los expertos, roza el 20% del PIB. Pero de eso no se hablaba en las exaltadas tertulias. Tampoco de cómo las grandes fortunas pagan menos impuestos a través de las SICAV. La tormenta de verano se ha centrado más en las colas de coches a las puertas del peñón que en otros problemas sociales. Sin ánimo de defender a Gibraltar -lo de los bloques y la guerra contra nuestros pescadores es inadmisible-, todo esto me recuerda a ese gran carnaval del que les hablaba antes. Animando los sentimientos más primarios, nos olvidamos de Bárcenas (que resulta que supuestamente tenía su dinero en algunos paraísos), de los ERE y del paro. A Margaret Thatcher ya le vino muy bien la guerra de las Malvinas para aumentar su maltrecha popularidad; recuerden las huelgas mineras y las grandes movilizaciones contra sus políticas neoliberales. También he podido escuchar a un periodista británico decir que a David Cameron le interesa desviar la atención, ya que las encuestas le dan cierta bajada de valoración y me imagino que desde que el parlamento británico le tumbó la propuesta de ir a la guerra contra Siria, irán a peor. Y, por otro lado, quizás al primer ministro de Gibraltar, Fabián Picardo, un conflicto contra España le haga aumentar la adhesión de sus votantes. Nada como un baño de patriotismo para que se nos olviden los problemas internos. Si queremos hablar en realidad de paraísos fiscales, hablemos de los 14 billones de euros que, según la ONG Intermón Oxfam, se esconden en ellos. Pero hablemos para erradicarlos de una vez o si no, dejemos ya esta gran hipocresía cínica que siempre ha caracterizado a las relaciones entre países y, si me apuran, a la política en general. Porque Gibraltar es un pequeño peñón inhóspito que sólo puede dinamizar su economía con grandes ventajas fiscales, que hace no sólo que le llueva el dinero por la vía de las sociedades, sino que también miles de personas pasen la frontera para comprar tabaco barato y otros enseres a precios muy ventajosos. Que una familia del campo de Gibraltar trapichee con tabaco no debe ser la noticia principal, sino que el titular debía de centrarse en que la provincia de Cádiz tiene un 39,79% de paro. Estas cifras sí que son un insulto ¿O acaso se cree la gente que pasando cartones en bicicleta se hace uno multimillonario? Cuando el dedo señala la luna, sólo el tonto se queda mirando el dedo. Según nuestro ministro de asuntos exteriores, Margallo, la cuestión de Gibraltar siempre ha sido una prioridad. No lo pongo en duda, pero que se hable tantas horas de dicha cuestión me parece más una serpiente de verano que un asunto fundamental. @Hecjer

Artículo publicado en almeria360.com: Gibraltar y el gran carnaval http://almeria360.com/opinion/08092013_gibraltar-y-el-gran-carnaval_89980.html
Artículo aquí

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada