viernes, 30 de enero de 2015

Redes sociales, búsqueda de empleo y reputación digital: informe Adecco




Adecco ha publicado un informe tituladoEl uso de las redes sociales en la adecuación entre oferta y demanda en el mercado laboral. La perspectiva de las personas que  buscan empleo en España”.

El estudio se presenta así: “Una encuesta realizada a nivel internacional entre el 18 de marzo y el 2 de junio  de 2014 en la que participaron más de 17.272 candidatos y 1.502 gestores de recursos  humanos recogió 499 respuestas por parte de personas que buscan empleo españolas  (297 respuestas completas y 202 respuestas parciales), con el propósito de entender cómo buscan empleos a través de las redes sociales, qué instrumentos usan y cómo se  presentan en internet”.

Veamos algunos datos:

  • El 69% de las personas que buscan empleo utilizan las redes de contactos. LinkedIn es la red social más utilizada (64%). 





Fuente de todas las imágenes: Adecco

Podemos observar en el gráfico anterior que las redes, fundamentalmente, son para uso personal. Es sorprendente, sin embargo, como el blog todavía no ha crecido en relación a la búsqueda de empleo, siendo como es la mejor herramienta para promocionar tu propio perfil profesional.

Observemos más datos:






Las mujeres utilizan más las redes sociales para buscar empleo. Mayoritariamente, las personas con más formación están más inclinadas a usar dichas herramientas y, en relación a la edad, la diferencia es mínima entre los menores de 35 años y los mayores. 





Fundamentalmente, la gente que usa las redes sociales para buscar empleo enfoca su tarea a analizar páginas de los responsables de selección potenciales, con un 82%. Pero, por ejemplo, en último lugar y con un 47%, encontraríamos a las personas que usan las redes para desarrollar y cuidar su marca personal. Esto demuestra que todavía no está maduro el concepto de búsqueda de empleo 2.0.



En un segundo punto, sobre la efectividad de las redes sociales en la adecuación oferta y demanda, podemos observar una serie de datos interesantes:

  • “El 71% de las personas que buscan empleo utilizan las redes sociales para distribuir su CV en internet, mientras que el 33% de las personas que buscan empleo han sido contactados por un responsable de selección a través de redes sociales al menos una vez”.
Un 33% me parece una cifra a tener en cuenta, pero profundicemos más en este ámbito:


Es muy curioso ver cómo las empresas contactan mayoritariamente con aquellos candidatos que están trabajando (44,3%), muy lejos del 26,5% de candidatos que están desempleados. Sumado a la edad -se contacta mayoritariamente con los mayores de 35 años-, los datos nos ofrecen un panorama con las siguientes características:

  • Se busca mayoritariamente gente con experiencia (la edad lo atestigua).
  • Estar trabajando demuestra tener más o menos una red de contactos y acceso a conocimiento aplicado, lo que, a la postre, está muy demandado por las empresas.
  • Un postgrado también suma muchos puntos, aunque el porcentaje de gente contactada sin educación secundaria también es alto.

En un tercer punto, “La reputación  en la web y su impacto  en la búsqueda de empleo”, el estudio analiza la importancia de la imagen del candidato en Internet. Nos comenta que,  principalmente, los candidatos suelen usar Facebook como imagen profesional.  






Me tengo que parar aquí. Primero: no entiendo cómo si LinkedIn es la red social preferida para buscar trabajo, se suela utilizar más Facebook para crear un perfil profesional. Segundo: si sólo tus amigos, gente que ya conoces y te conoce ve tu perfil profesional, ¿realmente eso te servirá para encontrar empleo? No quiero decir que la red informal no sea la que mejor funciona, pero esa ya la tienes controlada, lo que interesa es ampliar.





Según estipula Adecco, los premios y distinciones profesionales son muy tenidos en cuenta por los reclutadores. Pero incluso las aficiones y proyectos profesionales, tal y como explicó en su día la directora de LinkedInen España





La calidad de las redes sociales fuera y dentro de Internet
Aquellos que tienen una red social pobre, tanto dentro como fuera de Internet, suelen usar menos Internet para buscar trabajo. Los candidatos con mejores contactos, tanto dentro como fuera, no sólo usan más Internet, sino que son los que con más probabilidad recibirán una oferta de empleo.




Fijaos en los datos. Aquel que puede conectar y generar una buena red de contactos, tanto fuera como dentro de la red, multiplica sus posibilidades de ser contactado por un responsable de selección.



Conclusiones

Es evidente que todavía no enfocamos bien Internet como canal en el que visualizar nuestros servicios profesionales. Tener un blog, generar y dinamizar contenidos y contactar con gente relacionada con nuestro sector debe ser lo más importante en el ámbito 2.0.