martes, 26 de diciembre de 2017

Neutralidad en la red y la e-inclusión


La muerte de la neutralidad en lared ha llegado a EEUU. Poco a poco, como si fuera una mancha de petróleo en el mar, esta política se irá expandiendo y el hedor y el daño llegarán, inexorablemente, a nuestras costas europeas. Buscar información y que a todas las páginas se pueda acceder, en cierta medida, a la misma velocidad, dejará paso a una especie, según los expertos, de internet por “paquetes” (algo parecido a la televisión de pago).
Es posible que en tu paquete de datos tengas que pagar más por Whatsapp o por las redes o vaya a saber uno el qué. Ya no es cuestión de cantidad de megas  y/o velocidad, sino de aquellos contenidos que mejor se vendan a las operadoras.

Los que pensamos que Internet es un servicio público, como la luz y el agua, debemos preocuparnos. Y digo que Internet es un servicio público porque, en una sociedad tecnológicamente avanzada, situarte en la brecha digital es poner un pie en la exclusión social. No tener acceso o buen acceso a Internet y, lo que es más importante, no tener ni pajotera idea de un uso crítico y productivo te aleja de oportunidades para buscar trabajo, formarte,  realizar gestiones y un largo etcétera de ventajas que la red permite. Además, cualquier asociación o entidad, por humilde que sea, puede utilizar Internet como plataforma para ganar acólitos y conseguir visibilidad. El fin de la neutralidad puede ser un misil que ponga en peligro toda esta estructura. Por lo menos, y repito, según los artículos que he ido leyendo. Ahora no lo veremos, a corto plazo, pero con el tiempo las operadoras irán extendiendo sus garras poco a poco. Es normal que lo intentaran.  Un espacio donde se mueve tanto dinero es un pastel demasiado goloso para que algunos lobbies y los políticos que quieren llevarse bien con los que puedan darles un buen sillón en el consejo de administración empiecen a mover sus hilos.

Internet es más que  selfies y gritones de turno. Es mucho más que la búsqueda en redes sociales de constantes likes para parecer más guay. Es mucho más que colgar fotos a tontas y a locas como si estuviéramos en la pasarela de Milán y ver vídeos de gente que se da hostias.  Internet es el mayor espacio de conocimiento que ha existido jamás y, como decía nuestro amigo Spiderman, todo poder supone una gran responsabilidad. Cuando se tiene un ordenador en el bolsillo, como son los móviles hoy en día, más vale que reciba una buena dosis de formación el que quiera utilizarlo de forma provechosa. No, señores y señoras, la formación no es algo que el espíritu divino insufle en nuestros chavales y cojan un móvil como el que empieza a beber agua por instinto. Dejémonos de tonterías.

Más artículos:




No hay comentarios:

Publicar un comentario